Nuevo BMW i3

El futuro de la movilidad empieza por “i”
bmw1BMW i3, una revolución en el mundo del automóvil, no sólo por su innovador diseño, la garantía del puro placer de conducir, su concepción eléctrica y la integración de la última tecnología conectada en red, sino también por el uso de la fibra de carbono en su producción en serie, siendo el primer fabricante de automóviles del mundo en ello, y la optimización de materiales reciclados como el poliéster reutilizado para los asientos o un panel del salpicadero fabricado en cáñamo, con detalles en madera de eucalipto.

BMW i3 tiene una longitud de 3.999 milímetros, un ancho de 1.775 y una altura de 1.578 milímetros, dimensiones que redundan en formas dinámicas y compactas que acentúan su comportamiento ágil en el tráfico urbano. Las grandes superficies acristaladas junto con las superficies visibles de fibra de carbono son un indicativo de este vehículo, además de subrayar lo innovador de su diseño. Las puertas que se abren en sentidos opuestos, la renuncia a un montante B y la ausencia del habitual túnel central en automóviles convencionales permiten disponer de un espacio interior amplio, que ofrece una gran libertad de movimiento a los ocupantes.

bmw2BMW i representa una nueva generación de automóviles visionarios y una concepción de la movilidad enficada hacia la sostenibilidad. BMW i traslada valores como la ligereza, la seguridad y la eficiencia al diseño del interior y el exterior del vehículo. De esta forma, surge una impactante estética que confiere a los vehículos una identidad propia. Surgido del anhelo de sostenibilidad y eficiencia, el diseño de los vehículos BMW i resulta claro, conciso, homogéneo y, al mismo tiempo, dinámico. Sus sinuosas líneas, delimitadas únicamente por ángulos precisos, parecen surgidas de un único todo. La interacción entre detalles funcionales y soluciones innovadoras crea un lenguaje creativo moderno y emocionante, que evidencia la visión de futuro de los vehículos.

El BMW i3 dispone de una autonomía homologada de hasta 200 kilómetros. Cuenta con una opción para extender su autonomía (Range Extender), dotando al vehículo de un pequeño motor de combustión que mantiene el nivel de carga de la batería para alcanzar hasta 300 kms.

Cargar el BMW i3 es tan sencillo como cargar un teléfono móvil en tu propia casa. Con el cable Modo 2 incluido en el equipamiento de serie, podrá recargarse en cualquier enchufe convencional. Además, desde BMW i se ofrecerá una solución integral de carga mediante un Wallbox exclusivo de BMW i, que permite acortar los tiempos de recarga a la vez que añade un plus en la gestión y acceso a la energía. Desde BMW i se ofrecerá un servicio integral en el punto de venta para garantizar el mejor asesoramiento y la instalación en el domicilio del cliente.

Más información AQUÍ